La Asociación de Investigadores Chilenos en Suiza (ICES), creada el 2014 en Suiza, reúne a investigadores, estudiantes y trabajadores chilenos en Suiza que tienen interés en el desarrollo de Chile y en el uso de la ciencia como instrumento para mejorar la calidad de vida de los ciudadanos, contribuyendo a los campos de la economía y la educación.

ICES desea expresar a través de este comunicado su profunda preocupación sobre las consecuencias, que expresamos a continuación, de la adjudicación en la licitación del Instituto de Tecnología Limpias (ITL) por la parte de CORFO. El ITL tiene como propósito impulsar la energía solar, la minería sustentable y la investigación y desarrollo del litio en el Norte de Chile.

De esta forma, ICES apoya la declaración pública del Consejo de Rectores, publicada en el Diario Financiero con fecha 6 de enero de 2021. Específicamente, las palabras del rector de la Universidad de Chile, que cuestiona la decisión de CORFO al no considerar idónea la participación de Universidades del Consejo de Rectores para la selección, y adjudicar esta licitación a Associated Universities Inc (AUI), un consorcio formado por universidades principalmente extranjeras.

Incluimos además, nuestro apoyo a la carta abierta del Decano de la Universidad de Chile, publicada en el diario UChile el 7 de enero de 2021. En esta, se manifiesta la preocupación por destinar aproximadamente un 30% del presupuesto del Ministerio de Ciencias y Tecnologías para la realización de investigación en el extranjero, en vez de invertirlo en territorio nacional, donde existen hoy las capacidades y el personal científico.

Como ICES nuestra opinión respecto a esta importante y critica decisión para el futuro nacional es la siguiente:

  • Desarrollo y sustentabilidad: nos parece importante para los objetivos de un país en la búsqueda de vías de sustentabilidad, que se reconsidere en una licitación tan importante como la creación del ITL, la propuesta realizada por la Asociación para el Desarrollo de Tecnologías Limpias (ASDIT). Destacamos que las Universidades de Chile y Católica corresponden a instituciones de alta competencia no solo a nivel nacional, sino que además a nivel internacional, posicionándose como las mejores de Chile en el ranking mundial académico URAP (#357 y 389) y demostrando durante toda su trayectoria un gran desarrollo en materias de investigación, publicaciones científicas de alto impacto y siendo protagonistas en la solicitud de patentes y marcas.
  • Evaluación de competencias: una licitación de este tipo, con temas específicos y de alta complejidad requiere un proceso de selección que se ajuste a los objetivos de la demanda. Por esta razón, sería aconsejable que el proceso sea analizado asegurándose que estas universidades tendrán la oportunidad real de demostrar el potencial y personal científico para desarrollar los objetivos propuestos. La AUI corresponde a una organización sin fines lucrativos en materias de astrofísica y construcción de instalaciones para la comunidad de investigadores, por lo que cuestionamos constructivamente esta decisión, basándose en el requisito fundamental de una licitación que es la igualdad para los participantes.
  • Apoyo a los científicos chilenos: como institución ICES tenemos un profundo entendimiento de los desafíos que enfrenta un científico joven graduado en el extranjero. En nuestra reunión anual 2020 se abordó el tema de la reinserción de científicos en Chile, y nuestra conclusión es que se requiere urgentemente más oportunidades e inversión. Nuestros científicos tienen las capacidades de generar resultados extraordinarios a partir de la confianza de su gobierno y las oportunidades para investigación y creando nuevos espacios, como laboratorios avanzados o a través de alianzas de colaboración con universidades extranjeras, pero trabajando en Chile, empleando científicos, personal técnico y mano de obra nacional.
  • Oportunidades y beneficios para el país: remarcamos que hoy es cuando más se necesita el apoyo del Estado chileno para financiar e impulsar la actividad de investigación en el país, por lo tanto, más inversión en investigación local traerá más trabajo e investigadores a Chile. Esto podría promover el intercambio (nacional e internacional) y el uso de Chile como un centro de investigación natural. Los recursos debieran ser priorizados para el desarrollo científico nacional en manos de las Universidades del Consejo de Rectores que presentan una vocación pública histórica, evitando conflictos de interés y priorizando la creación de estrategias para el uso y desarrollo de un elemento nacional importante como lo es el caso del litio.
  • Mirada al futuro: priorizar la inversión científica es clave para posicionar a Chile a la vanguardia de los desafíos del siglo XXI. The World Energy Outlook 2020 que provee una mirada del sistema energético global para las próximas décadas, menciona que la energía solar será protagonista en el 2030. Debido a esto, urgimos reconsiderar la participación en el desarrollo de tecnologías utilizando capital nacional, donde Chile sea el actor principal dentro de un proyecto de innovación, del cual, como país seremos los principales beneficiarios. Tenemos hoy una oportunidad real, única y sustentable de formar a los profesionales chilenos para el futuro.

Queremos hacer un llamado a CORFO y a las entidades del gobierno que tienen injerencia y poder de acción en esta licitación, de revisar y reevaluar esta decisión, dado las consecuencias que tienen para el desarrollo y formación de la actividad científica en Chile.

Finalmente, solicitamos se entregue una respuesta clara y con argumentos válidos, respecto de la desestimación de la propuesta presentada por la ASDIT, ya que creemos firmemente que los objetivos de minería sustentable y energía solar serán mejor abordados por centros de investigación e ingeniería nacional, con la colaboración de centros extranjeros y no al revés.

Asociación de Investigadores Chilenos en Suiza (ICES)

Próximo Evento

VI Encuento ICES 2020

06/12/2020 - 06/12/2020

Ver todos los eventos
Menu Title